De La Salle 11

De La Salle insiste: “A Ustedes, como maestros, corresponde ayudar a sus alumnos a lograr la libertad, usen paciencia, prudencia y exigencia”, por lo que la relación educativa entre los lasallistas está caracterizada por “la firmeza de padre y la ternura de madre”, ambas tan necesarias para “acoger y educar”, de manera que el alumno, estimulado por el testimonio y la entrega de su maestro, emprende el camino de su formación.