Fuente, Carisma integrador

De La Salle recomienda al maestro: “Debes discernir el modo de proceder con cada alumno, pues con unos se precisa más suavidad y con otros más firmeza; algunos requieren que se tenga mucha paciencia y otros que se les aliente y anime; a algunos es necesario reprenderlos y castigarlos para corregirlos y hay otros a los cuales hay que vigilar continuamente, para evitar que se pierdan” (cfr. SJBS, Med. 33)