Generación y soporte del carisma

Se aprecia una fuga de luces teñidas de pinceladas traslúcidas rojas en recuerdo de la sangre y de la vida. Sangre que derramaron los Mártires Lasallistas, enviados por el Padre para enseñar a amar a Dios y a los hermanos, como lo hizo Jesús. En las manos del Padre cae un Hermano, en representación de los mártires y que recuerda que toda vocación, la cristiana y la de Maestro, tiene algo de martirio.

Autor: José Ma. Garza Villarreal