Hno. Arnoldo

Landroff, 02 09 1838 – Reims, 23 10 1890 La Gran cordialidad, buen humor e inalterable paciencia con los alumnos durante los 13 años  como profesor de Reims y en los años sucesivos, sumo celo con los novicios, cuya formación le habían encomendado son las características de su santidad discreta, sencilla, suave y casi desapercibida. Fue beatificado por Juan Pablo II el primero de noviembre de 1987.