Voto Heroico

Juan Bautista de La Salle, Gabriel Drolin y Nicolás Vuyart se comprometen a procurar el establecimiento del Instituto, aunque solo queden ellos tres, tengan que vivir de limosna o comer solo pan. Este voto, que fue desconocido en vida del fundador, muestra la intención de ser fieles al llamado de Dios. Hoy es reconocido como un acto sin el cual no hubiese pervivido el Instituto Lasallista.