En octubre y noviembre de 2016 se vivieron los Campamentos Vocacionales Locales con participación de alumnos de Parmenia de:

  • Guadalajara
  • Hermosillo
  • Ciudad Obregón
  • Monterrey
  • Monclova
  • San Nicolás
  • Santa Catarina
  • Saltillo

Algunos de los participantes nos comparten su experiencia:

Lo que me gustó del campamento es que a pesar de que era un retiro vocacional nos divertimos con las actividades que teníamos que cumplir, conocí a personas y reforcé mi amistad con otras.

Siento que el campamento me sirvió de mucho ya que me acerco a Dios, descubrí más de mi vocación  y de lo que Dios quiere de mí.

Descubrí que seguir mi vocación no será fácil y que habrá momentos difíciles, pero que al final me hará feliz.

Carlos

Hermosillo

Durante el fin de semana que pasamos juntos os jóvenes de varias delegaciones lasallistas aprendí lo que es el trabajo en equipo y la socialización con personas que no son con las que convivimos y vemos diariamente.

A veces podemos pensar que estamos solos o nos aislamos de los demás, pero debemos saber que siempre va a ver personas interesadas en nuestro bienestar, pero también debemos saber que hay alguien que siempre está con nosotros: Dios.

De este campamento me llevo cada actividad y cada vez que conocimos a alguien: me gustaba mucho cuando nos juntábamos con otras personas porque podíamos saber cuál es su idea sobre Parmenia y que esperan de este grupo… Cada quien tenía su idea diferente y argumentaba sobre ella, eso me gustó mucho, porque en unas palabras podemos descubrir cómo o que tanto está comprometida esa persona con este grupo. Me gustaría poner más en práctica cada tema que vimos porque los temas nos van preparando para el mundo real y así poder servirlo de la manera que Dios quiere.

David Cisneros

San Nicolás

Este pasado fin tuve una de las mejores experiencias dentro de mi vida como lasallista, asistí a un Campamento del grupo Parmenia, en el que tuvimos actividades no muy comunes que me sirvieron mucho para lo que tal vez será mi vocación… quizá como Hermano, si Dios quiere. Vivimos momentos tan alegres como cansados, con diversas actividades que de verdad con la gran confianza que nos llegamos a tener, con los Hermanos se crean experiencias inolvidables que se recuerdan con aprecio.

Me despido invitando a que los jóvenes que fueron invitados a este evento de las distintas delegaciones ¡acepten el llamado! No les pasará nada malo al contrario les ayudará demasiado a encontrar su vocación.

Diego

Saltillo

Lo que más me gustó es que es que no hubo diferencias entre nosotros; estuvo súper bien. Si me dan la oportunidad de ir de nuevo iría con mucho gusto. Las actividades fueron creativas y muy divertidas. Aprendí que debemos convivir con cualquier persona. Me quedo con la presencia de Dios en todo.

Erick

San Nicolás

Este fin de semana para mí fue salir de la rutina y empaparme de la idea de vivir mi lasallismo de una manera diferente. Tuve la oportunidad de experimentar un campamento del grupo Parmenia el cual me sorprendió por completo, uno va con la idea de Hora Santa, Misa, Rosario, etc., pero al momento de vivirlo te das cuenta que es una experiencia única en la que los Hermanos nos ayudan a entender la vida con actividades, pequeñas pláticas y muchas otras cosas que solo viviéndolas en este tipo de momentos que Dios ofrece puedes entender.

¡Que viva Jesús en nuestros corazones!

Ignacio

Saltillo

Vivimos actividades de liderazgo, confianza, fe y resistencia. Pero Los Hermanos transmiten como encontrar nuestra Vocación a través de Dios… En este campamento nos ayudaron a darnos cuenta para qué nos envió Dios aquí, para saber de qué estamos hechos, para saber cuántos retos estamos dispuestos a enfrentar y por eso Parmenia se distingue entre otros grupos.

Aarón

Monterrey

En este evento de Parmenia me sirvieron las actividades que realizamos, ya que todas las actividades estaban conectadas con un tema en especial, que era el circo.

Lo que más me gustó fue en el primer día la actividad de cacería humana. En mi opinión fue la mejor de todas.

Este campamento nos dejó la confianza, la alegría, aprender a trabajar en equipo, convivir con gente que no conoces, por ejemplo fue gente de Obregón y ahí convivimos con ellos. También me ayudó a reflexionar sobre los actos que hago comúnmente y cómo hacer para mejorarlos.

Sergio

Hermosillo

Se siguen sumando las experiencias, esta vez en el Campamento Vocacional Parmenia. Aprendí mucho, me gustó la gran convivencia entre todos los participantes y los momentos a solas con Dios, que a veces eso es lo que uno necesita. Además de la presencia de los Hermanos, ya que sigo aprendiendo más acerca de sus vidas y eso me ayuda mucho en mi vida personal y espiritual, para seguir creciendo en la fe. ¡Valen la pena momentos como éstos!

Francisco

Hermosillo

Nunca había ido a un Campamento Vocacional. Yo esperaba conocer más compañeros que tienen la misma inquietud que yo, además de reflexionar sobre lo que Dios quiere de mí. Me gustó mucho y estuvo muy bien. Mucho mejor de lo que esperaba.

Jesús Omar

Ciudad Obregón