EXPOSICIÓN FOTOGRÁFICA

ROSTROS, FIGURAS Y COLORES

Manifestaciones culturales de la Identidad Lasallista

“Las obras de arte nacen siempre de quien ha afrontado el peligro, de quien ha ido hasta el extremo de la experiencia, hasta el punto que ningún humano puede rebasar.

Cuanto más se ve, más propia, más personal, más única se hace una vida.”

Rilke, Rainer Maria

 

Los Lasallistas compartimos una identidad madurada en el tiempo. Tiene su origen en una obra de arte: la vida y obra de Juan Bautista De La Salle. Obra de arte que ha inspirado muchas más. Esa experiencia de vida se ha plasmado, a lo largo de los años, en una gran diversidad de iconos, que si bien, no reflejan todo el caminar histórico de nuestro Instituto, ayudan a tomar conciencia de nuestro origen y de nuestras opciones fundamentales.

 

La vida y obra de nuestro Santo Fundador es el eje de nuestra identidad. Los lasallistas nos reconocemos herederos y corresponsables del carisma que Dios otorgó a la Iglesia; carisma que hoy tiene múltiples manifestaciones, merced a la fidelidad creativa que se constata a lo largo y ancho del planeta.

 

Estamos hablando de una identidad colectiva, y como tal, no sólo se experimenta en el interior de las personas, sino que se refleja en muchas formas de expresión, e incluso llega a producir un tipo de cultura común a todos los que participan en esa identidad, la cual está por encima de las diferencias debidas a la variedad de países, de razas y de culturas en las que se encarna la identidad lasallista.

 

Los iconos de familia son símbolos comunes que evocan en sus miembros el mismo significado. Nos reconocemos en ellos, reflejan nuestra historia y nuestra identidad. La contemplación de los iconos nos permite conectar con las experiencias profundas y los sentimientos que les han originado. Y esta contemplación nos remite a determinadas actitudes que caracterizan a los miembros de la familia.

Por ejemplo, el icono que representa a San Juan Bautista De La Salle con uno o dos niños  y una de sus manos que está señalando a lo alto, lo encontramos en múltiples representaciones gráficas en todo el mundo lasallista. No es un simple retrato del Sr. La Salle; es un icono que expresa elementos fundamentales de nuestra identidad: la misión, la Obra de Dios, la mediación del ministro, la actitud del educador…

 

La exposición: “ROSTROS, FIGURAS Y COLORES, Manifestaciones culturales reflejo de la identidad lasallista” pretende mostrar diversos iconos que se encuentran en las instituciones lasallistas del Distrito México Norte y en la Casa Generalizia de los Hermanos de las Escuelas Cristianas ubicada en Roma. Es una forma de acercarnos  un poco más  a esas manifestaciones culturales  que representan nuestra identidad.