Desarrollo de Habilidades del Pensamiento

Se ha considerado que uno de los más graves errores de la educación tradicional es fomentar que los alumnos aprendan los productos finales de la investigación científica, en vez de propiciar en ellos el proceso de la investigación misma, ya que de esta manera no se les enseña a pensar, ni a ser críticos y reflexivos

Frente a este modelo de enseñanza tradicional, algunos educadores y pedagogos postulan la alternativa de un aprendizaje activo y significativo que conduce a una enseñanza centrada en el pensamiento.

El movimiento de la enseñanza del pensamiento

El movimiento de la enseñanza para desarrollar habilidades del pensamiento, se empieza a gestar en la década de los años setenta. En ésta época se manifestó un descontento generalizado en el campo de la enseñanza provocado por la insuficiencia de los programas de estudios de las escuelas tradicionales para desarrollar las potencialidades intelectuales de los estudiantes. Como consecuencia de esto, empezaron a proliferar, en diferentes países proyectos en los que subyacen diversas teorías del aprendizaje, de la inteligencia y del desarrollo cognitivo, que tienen en común la búsqueda de métodos y procedimientos diferentes a los comúnmente conocidos que coadyuven al desarrollo de las capacidades y habilidades de los estudiantes.

Nuestro Distrito desde hace muchos años, motivado por los descubrimientos en materia cognitiva, se ha interesado en la aplicación de diversos programas de desarrollo de habilidades del pensamiento (Programa de Enriquecimiento Instrumental, ARPA y Colotli)

 Un programa de Desarrollo de Habilidades del Pensamiento tiene como propósito adquirir y potenciar nuevas destrezas basadas en procesos mentales, que permitan mejorar la forma de analizar y resolver problemas y también, tomar decisiones en los momentos de incertidumbre, tanto en la vida diaria como profesional.

 Características generales del programa:

  • Enseñanza basada en procesos mentales.
  • Constituye una ayuda para activar la mente, hasta que se adquieren nuevos hábitos para pensar.
  • Énfasis en secuencias de aprendizaje que conduzcan a la “meta cognición”.